Depredadores de los Canguros

Los canguros no son presas fáciles, pero tampoco imposibles, y menos para los hábiles depredadores naturales que se las ingenian para cumplir con su objetivo.